¿POR QUÉ EL FUTURO EN FORMA DE COOPERATIVA?

Actualmente la economía se guía por factores de mercados globales con un alto nivel de competencia en todos los sectores. Como bien dijo el economista Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía en 2001, “las cooperativas son el modelo que mejor puede confrontar los riesgos de una economía que será cada vez más volátil”.

Hoy por hoy la dimensión territorial geográfica y los recursos naturales, humanos y sociales fijan las bases por las que cada vez más compañías se unen para alcanzar una sinergia común y que trabajan por un fin colectivo. Lo hacen utilizando recursos compartidos y operando con entidades orientadas al mercado que aportan valor añadido, a ellos o a su lado.

En Gramagraf trabajamos como cooperativa desde 1985. A finales de ese año los trabajadores de la antigua empresa decidieron hacerse cargo de las máquinas y seguir trabajando a pesar de la situación insostenible que vivían de impagos y deudas por parte de la empresa.

Entonces, se decidió apostar por un modelo libre y de pertenencia comunitaria, en lugar de un modelo económico fundado en el egoísmo y que fomentaba las desigualdades.

En todos estos años la cooperativa ha trabajado y replanteado constantemente las famosas tres “i”; “integración, innovación e internacionalización

Ahora es momento de afrontar la consolidación del sector, creciendo de manera sostenible y adaptando los modelos empresariales de nuestras cooperativas a los cambios globales.

Por lo tanto, nos espera un porvenir evidentemente muy digitalizado y sin ninguna duda, sostenible. Y éste es uno de los pilares de las cooperativas, ser más eficiente. Y que bien explica la máxima del cooperativismo:

La unión hace la fuerza.

Arnau Acero